Archive

La constante insatisfacción en el campo de los derechos laborales, especialmente en el aspecto de las remuneraciones y la falta de una organización propia que nos represente en la defensa de nuestros derechos, impulsó inicialmente a las enfermeras de integrarnos en organizaciones sindicales que agrupaban a la gran mayoría de trabajadores en el Ex Seguro Social Obrero, participando en forma activa en medidas de lucha dirigidas fundamentalmente a alcanzar reivindicaciones en el plano económico, postergando la atención de los reclamos inherentes a la profesión.

La necesidad cada vez más frecuente de contar con una organización autónoma, que nos permita velar por los intereses de nuestro grupo profesional, como era la capacitación, el desarrollo y la progresión en la carrera y el apoyo legal para enfrentar adecuadamente los actos de abusos y atropellos que con frecuencia cada vez más preocupante se cernían sobre las enfermeras, motivó; que en el Ex – Hospital Obrero de Lima, en el mes de Setiembre de 1,965 se reunieran por primera vez un grupo de colegas para formar lo que sería la Asociación de Enfermeras del Seguro Social Obrero de Lima, teniendo a su primera presidenta a la colega Rosa Esquerre.

Sería esta junta directiva la que con denotado esfuerzo y profunda mística gremial organizaría la primera Convención de Enfermeras a la cual asistirían las colegas de los hospitales de Chiclayo, Trujillo, Piura, Chimbote, Huacho, Cañete, Ica, Arequipa, Lima, Escuela de Enfermeras y Policlínicos. Más adelante con la Fusión del Seguro Social Obrero y Empleado, se formarían las juntas directivas de los Hospitales Centrales N° 1 y 2 recayendo las presidencias en las colegas ANGELITA Leyva y Olga Nieto, respectivamente.

Durante estos años y con la gestión de la federación de Profesionales de Enfermería se logra presentar el anteproyecto de la ley de la profesionalización de enfermería a nivel universitario y el reconocimiento profesional de las colegas egresadas de las escuelas de Enfermería hasta el año 1969.

Igualmente por este tiempo y a través de la participación activa en los paros y huelgas nacionales se iría demostrando temple, coraje y espíritu de lucha de las enfermeras encarnada en la figura de las colega Olga Nieto, presidenta de la Asociación de Enfermeras del Hospital Central N° 2, apresada, detenida e incomunicada durante 19 días en Seguridad del Estado, por defender a tres enfermeras despedidas de su hospital.

Sede Principal del SINESSS, ubicada en Ca. Manuel Arrisueño – Urb. Santa Catalina, Lima

Antecendentes

La asociación Nacional de Enfermeras(os) del Seguro Social del Perú, existía ya como una organización propia y representativa de las Enfermeras en consecuencia resultaba necesario que sus decisiones y acciones de trascendencia se adopten dentro de una esfera autónoma e independiente sin ningún parámetro y condicionamiento que el que no le sea impuesto por sus propias afiliadas para ejercer una adecuada defensa de nuestros derechos adquiridos y conquistar nuevos derechos y condiciones de trabajo propios del ejercicio profesional de Enfermería.

No obstante ello, existía para cumplir con tales objetivos una limitante, esto era que seguíamos a nivel de organización participando ya sea en el Centro Unión de Trabajadores o en el Centro Federado de Trabajadores, sindicatos conformados en su gran mayoría por trabajadores auxiliares y técnicos asistenciales y administrativos, que privilegiaban la atención y solución de sus intereses a los que las enfermeras, a pesar de que nuestra participación solo se reflejaba en la coordinación y realización de medidas de lucha y de protesta, nuestro nivel de participación en la toma de decisiones en este tipo de medidas era casi nula.

Por ello se requería asumir nuestra propia independencia y autonomía para, dependiendo de nosotras mismas, ocupar el espacio que nos correspondía dentro del movimiento gremial del Seguro Social del Perú.

Es así que bajo la gestión de nuestra presidenta Elena Soto y con la capacidad de determinación y personalidad que la caracterizó. La Asociación de Enfermeras se desafilió del Centro Unión de Trabajadores y del Centro Federado de Trabajadores, convirtiéndose, como tenía que ser -en una organización autónoma, con capacidad de lucha y nivel dirigencial- para desarrollarse en el campo sindical.

Esta autonomía nos permitió, con éxito, emprender la lucha por nuestra incorporación como grupo profesional en el Escalafón de Carrera del I.P.S.S. alcanzando luego el nivel de P-25, durante la gestión de la colega Elena Soto.